Si dispones de un buen detector de metales salir en busca de monedas antiguas puede ser una de las mejores opciones para cualquier buscador de tesoros. Tanto si eres un principiante como un buscador experimentado salir a explorar un área donde es probable encontrar monedas antiguas será, a la vez, una actividad emocionante y gratificante.

 

monedas de oro antiguas

 

Salir a buscar monedas con tu detector es un proyecto sencillo que requiere de una investigación no demasiado compleja y que te puede aportar resultados de inmediato, apenas con una hora de trabajo de campo. Para ello basta con determinar, a través de una sencilla investigación, una zona donde existan altas probabilidades de encontrar monedas perdidas, o incluso un botín olvidado hace años.

Existen muchos lugares en los que en el pasado la gente se reunía e intercambiaba dinero por diferentes motivos (compras, fiestas, actividades deportivas,etc…) o simplemente lo perdían. Esos lugares han quedado abandonados y olvidados en muchos casos. Tu objetivo será localizarlos y recuperar las monedas que aún nadie ha encontrado.

Si tienes suerte y encuentras un buen lugar, además de monedas sueltas, puedes llegar a recuperar incluso algún antiguo botín o tesoro que haya quedado olvidado. por supuesto también puedes encontrar otro tipo de tesoros que no sean monedas y que también hayan sido olvidados o perdidos en tiempos muy anteriores. Suena emocionante, ¿verdad?

A continuación un poco más de ayuda en tu busca del tesoro:

Para darte una ligera ventaja sobre otros buscadores menos avanzados deberías seguir el siguiente consejo: trata de responder siempre a las cuatro preguntas fundamentales. ¿Cuales son esas preguntas?

  1. ¿Qué? Qué evento interesante ha sucedido en esa zona que pueda ser atractivo para buscar monedas.
  2. ¿Dónde? Dónde ha sucedido o se ubicaba exactamente el lugar que buscamos.
  3. ¿Cuándo? En qué años o época exacta de la historia reciente se sitúa el evento.
  4. ¿Cuánto? Durante cuánto tiempo se ha producido.

Lista de los mejores lugares para encontrar monedas perdidas:

Para ayudarte a iniciar tus investigaciones en busca del lugar adecuado para buscar monedas a continuación encontrarás una lista de los lugares más habituales donde centrar tus pesquisas…

  • Escuelas antiguas

Los lugares donde antiguamente hubo un edificio con funciones de escuela y han quedado abandonados e incluso desaparecido con el paso del tiempo son un excelente lugar para buscar monedas perdidas. En este tipo de recintos, además de su función principal de escuela, solían celebrarse otro tipo de eventos, bailes y reuniones diversas. Además no hay que olvidar que como los principales usuarios de estos lugares eran niños resultaría sencillo que se perdieran cosas, entre ellas monedas. Encontrar antiguas escuelas no debería requerir de una investigación demasiado complicada, siendo relativamente sencillo situar los lugares exactos en un mapa.

  • Iglesias antiguas

Al igual que en el caso de las escuelas las iglesias eran uno de los principales lugares de reunión e interacción social, donde además se guardaban monedas sin duda. Encontrar iglesias antiguas que hayan sido abandonadas no es tan sencillo como en el caso de las escuelas, motivo este por el que ocupa el segundo lugar en este ranking de sitios donde buscar monedas antiguas. Para buscar monedas perdidas en el lugar donde se ubicaba una iglesia es importante tener en cuenta que además del propio edificio las zonas adyacentes eran lugares en los que la gente se reunía antes y después de los oficios religiosos, siendo por lo tanto zonas de especial interés.

  • Mercados

Los emplazamientos donde se celebraban antiguamente mercados, o actividades similares en las que mucha gente se concentraba  en un mismo lugar para realizar toda clase de transacciones económicas, son, sin lugar a dudas, otra excelente alternativa para buscar antiguas monedas olvidadas o perdidas. Estos lugares suelen ser algo más complicados de situar de forma precisa sobre un mapa actual que aquellos otros de los que hemos hablado hasta ahora (esto se debe principalmente a que los mercados no se celebraban en un edificio, si no que realmente eran al aire libre, en una zona concreta, que a veces puede resultar más complicada de localizar con precisión sobre un mapa).

  • Recintos deportivos abandonados

En toda época y lugar las actividades deportivas y competiciones han contado con una gran aceptación entre la población de todas las edades, siendo un importante foco de atracción e interés. A lo largo del tiempo los recintos deportivos (campos de futbol, estadios de atletismo,etc…) han servido como lugar de reunión de imnumerables espectadores, movidos por la pasión por su equipo o deportista preferido. En muchas ocasiones estos estadios han cambiado de ubicación o simplemente han quedado abandonados y olvidados. Encontrar pruebas sobre su localización no debería de ser demasiado complicado a través de la prensa de la época.

  • Festivales al aire libre

En muchos sitios se celebran festejos, romerías o fiestas tradicionales que es posible que perduren hasta el día de hoy (si es así es mucho más sencillo localizar estos lugares) o que, por algún motivo, hayan dejado de celebrarse. Sea como sea pensar en grandes concentraciones de gente sobre el mismo terreno, reunidas en torno a toda clase de tiendas o establecimientos, suele ser una señal segura de monedas extraviadas, especialmente cuando esto ocurre durante años y años en el mismo sitio. Tanto si se trata de alguna celebración que aún se celebra actualmente como de una que se ha perdido en el tiempo, suele ser habitual que fuera de los días en los que el festejo se celebra la zona no cuente con apenas actividad y se encuentre fuera de los núcleos de población más cercanos, por lo que constituye un excelente escenario para poder buscar lejos de miradas curiosas.

  • Campamentos o bases militares

¿Conoces la ubicación de alguna antigua base o campamento militar que haya sido abandonado por completo? ¿Durante cuánto tiempo se mantuvo activa esa instalación? ¿Cuántos soldados se alojaban en el recinto? Si eres capaz de responder a las preguntas anteriores seguramente te encontrarás ante otra buena oportunidad de encontrar algún tesoro interesante.

  • Campings, hoteles o moteles

En general cualquier lugar de hospedaje y alojamiento por el que de forma continuada hayan pasado gran cantidad de personas durante el tiempo suficiente es otro claro objetivo para buscar tesoros olvidados. Los huéspedes de este tipo de lugares transportan su equipaje y suelen deshacer sus maletas al instalarse, cambiarse en el recinto y perder con gran facilidad toda clase de cosas, desde monedas a relojes, pasando por anillos, pulseras, pendientes y toda clase de joyas. Si eres capaz de localizar alguna zona que se ajuste a estas características seguramente tendrás grandes opciones de encontrar algo que te sorprenda.

bolsa con monedas

Estas son solo algunas ideas de lugares que pueden ser especialmente interesantes para buscar monedas antiguas perdidas. Si eres capaz de encontrar un buen sitio tu recompensa no tardará en llegar. Además piensa que, aunque tu objetivo inicial simplemente sea ir en busca de algunas monedas antiguas sueltas que hayan quedado perdidas, también existe la posibilidad de que encuentres algo más importante como una bolsa llena de monedas, un botín escondido o cualquier otro tesoro inesperado.

En el pasado la mayoría de las personas guardaban sus posesiones más preciadas y de mayor valor, así como su dinero, en su propia casa en lugar de hacerlo en un banco como hoy en día. Además, como no existían tarjetas de crédito ni otras formas modernas de pago, todas las transacciones se realizaban en metálico y todo el mundo necesitaba de un lugar seguro donde “esconder” sus ahorros de forma segura (tan segura a veces que aún ahora permanecen escondidos).

Compartir este artículo

Comentarios están desactivados.