Inicio / Buscar ORO /

Como investigar donde hay un tesoro

Este sitio web trata sobre como buscar y encontrar oro y tesoros, por eso en este post hablaremos sobre la importancia de una buena investigación, bien documentada y hecha de la forma correcta.

A continuación encontrarás información que te guiará y servirá de ayuda para iniciar tu investigación en busca de oro o tesoros perdidos…

Encontrar un Tesoro

En el principio de toda búsqueda de un tesoro tiene que existir una fase de investigación, previa al trabajo de campo, que determinará en buena medida el éxito final del proyecto. Disponer de una gran cantidad de información con respecto al objetivo que perseguimos será siempre de gran ayuda para guiar nuestra búsqueda.

Un buen trabajo de investigación previo puede resultar fundamental a la hora de determinar la correcta localización de cualquier tesoro perdido, monedas de oro o joyas antiguas.

¿Por dónde empezar?

En toda buena investigación en busca de tesoros tienen especial importancia dos cosas: la historia y los mapas.

Dependiendo de que sea lo que estás buscando tu objetivo será reunir pistas que te ayuden a localizar el tesoro. Tu trabajo, cual buen detective, consistirá en ir siguiendo esas pistas. Finalmente necesitarás organizar toda la información obtenida sobre un mapa actual y estarás en el buen camino.

Aunque desde hace muchísimos años todos los buscadores de tesoros han utilizado técnicas de investigación y documentación para tener éxito en sus intentos de hallar un tesoro, seguramente no tenían acceso a la información de la misma forma que puede tener un buscador de hoy en día…

El principal secreto es Internet: gracias a la red puedes acceder al instante a mucha información que en el pasado sería casi imposible. Además gracias a la tecnología actual también dispondrás de herramientas mucho más precisas y detalladas, como Google Earth, que para los buscadores del pasado serían simplemente ciencia ficción.

Teniendo en cuenta todo lo dicho hasta aquí parece una buena idea empezar orientando nuestra investigación hacia la red. En Internet puedes encontrar fácilmente colecciones de textos históricos y tener acceso a sitios web que te permitirán acceder a mapas y otras herramientas muy útiles.

A continuación algunos recursos que te resultarán imprescindibles:

  • Documentación histórica: Archive.org es un sitio web desde el que tendrás acceso a la mayor bibilioteca online de archivos históricos, en diferentes idiomas que te puede ser útil como punto de partida en tu investigación histórica.
  • Servicios geológicos estatales: cada país generalmente cuenta con su propio servicio geológico en cuyo sitio web podrás acceder a toda clase de mapas e informaciones de interés sobre la zona de tu búsqueda (por ejemplo este es el enlace del Servicio Geológico de España).
  • Programas: Google Earth. Conocidísimo programa gratuito que puedes descargar a tu ordenador y recorrer la superficie terrestre con todo lujo de detalle en sus imágenes y mapas.
  • Deep Web: más del 90% de Internet está oculto y pertenece a la Deep Web. Aunque generalmente la deep web se asocia con actividades ilegales y muy oscuras (por lo que mejor ni nombrarlo), es tu propia responsabilidad hacer un uso adecuado y tener cuidado de “donde te metes”. Si solo usas la deep web con fines de investigación no deberías tener ningún problema, pero aún así te recomiendo que investigues más sobre el tema y busques un buen tutorial de ayuda si deseas recurrir a la deep web como una de tus fuentes.

Además en Internet existen muchos otros recursos que te pueden resultar de utilidad y que, dependiendo de cada caso, irás descubriendo a la vez que tu investigación avanza. No olvides, por otra parte, que aunque Internet es una excelente alternativa para iniciar tu investigación, esto no quiere decir que solo te limites a utilizar Internet. Si tienes la posibilidad de investigar otras fuentes fuera de Internet serán un complemento excelente y nunca sabes lo que puedes encontrar.

Consejo importante: no sobreestimes tus capacidades.

Sobreestimar nuestras capacidades es algo muy típico del ser humano y a veces creemos que llevar a cabo un proyecto determinado “será cosa de pocos días” hasta que finalmente la práctica demuestra todo lo contrario.

Este consejo, además de en este tema, te será útil en la vida en general. Pero en este caso se vuelve especialmente importante si no quieres que tu primera investigación nunca concluya, con lo que también impedirá que puedas iniciar otras nuevas. Además si abarcas más de lo que puedes apretar corres el riesgo de perder tu motivación original y acabar simplemente abandonando tu proyecto.

Obviamente tu primera investigación no debería ser en busca del Oro de los Aztecas o del Arca de la Alianza si no de algo más modesto y más cercano, como un río donde batear en busca de oro o un lugar donde puedas usar tu detector de metales en busca de restos antiguos. Siempre debes de tener presente la legislación de cada lugar y las restricciones que puedan existir para buscar en determinadas zonas de valor histórico. El mejor consejo con respecto a esto es: evita estas zonas pues ahí no hay nada que buscar (alguien ya lo ha encontrado antes) y te evitarás problemas.

Verifica la fiabilidad de tus pistas

Tan pronto empieces a investigar en libros o periódicos antiguos o a consultar otro tipo de fuentes empezarás de inmediato a encontrar y acumular pistas relacionadas con tu investigación.

Sin embargo, como tu misión no consiste simplemente en acumular pistas, necesitarás empezar a clasificarlas de algún modo. La inmensa mayoría de las pistas o indicios que encuentres acabarán siendo descartadas porque no te conducen a ninguna parte. Por eso es importante empezar a diferenciar el valor de las informaciones en función de que sean realmente veraces o no.

Así que esto implica una segunda investigación: las fuentes de donde obtienes la información. Necesitas contrastar de algún modo que esas fuentes son fiables y verídicas. Esta es una de las partes fundamentales de toda investigación. No basta con creerse cualquier cosa por el simple hecho de que alguien lo diga. De hecho una vez que empieces a investigar y profundizar un poco más verás la gran cantidad de informaciones que no es posible verificar y que prácticamente son solo rumores.

Cuanto mejor seas discriminando las pistas buenas de las menos buenas más opciones tendrás de conseguir tu objetivo.

Un sencillo esquema para tu investigación

A continuación puedes ver un sencillo esquema que puedes utilizar para investigar en busca de oro y tesoros:

investigación buscar tesoros

 

Conclusión

Una buena documentación e investigación de calidad te ahorrarán mucho tiempo e intentos fallidos a la hora de localizar un tesoro perdido, o simplemente a la hora de determinar una buena zona sobre la que buscar. Esa ventaja es la que generalmente distingue a los buenos buscadores de tesoros de los simples aficionados. Cuanto más grande sea tu proyecto más recursos necesitarás y, por tanto, más imprescindible una buena investigación.

Por suerte, a día de hoy en pleno siglo XXI, cualquiera puede tener a su disposición más herramientas y opciones de búsqueda que en ningún otro momento anterior. Esta ventaja permite al buscador de tesoros actual poder acceder a casi cualquier información y disponer de modernas herramientas sin necesidad de salir de su casa.

 

Compartir este artículo

Comentarios están desactivados.