Inicio / Buscar ORO /

Como hacer una planta de lavado de ORO portatil

Como hacer una planta de lavado de ORO portatil (casera)

¿Alguna vez has salido a buscar ORO? Si tu respuesta es sí, seguramente lo habrás hecho usando la técnica tradicional del bateo de oro en ríos.

Esta técnica consiste básicamente en lavar tierra y sedimentos acumulados en las orillas de un río con el fin de encontrar oro al final del proceso.

Esta técnica de la que ya se ha tratado en otro post se practica usando un recipiente (batea) para lavar manualmente la mayor cantidad de tierra posible, como lo hacían los antiguos buscadores de oro.

Este es un proceso largo y rutinario que requiere de bastante tiempo de dedicación.

Por suerte siempre existen herramientas para hacer tu trabajo un poco más sencillo, como por ejemplo esta sencilla planta de lavado de oro portatil.

¿Has oído hablar alguna vez de una herramienta llamada sluice box (en inglés)?

La traducción sería algo así como “caja esclusa“, pero como no suena nada bien la llamaremos “planta de lavado de oro portatil”.
A continuación encontrarás algunas de las principales ventajas de uso y descubrirás como esta simple herramienta puede hacer mucho más eficaz tu proceso de lavado de tierra fluvial en busca de oro.

¿Qué es entonces y cómo funciona eso de la caja esclusa?

Muy sencillo: una esclusa es un sistema que se utiliza para desviar el agua de un cuace (el del río) a un canal secundario por el que fluye debido a la inclinación y el propio peso del agua, arrastrando a su paso los sedimentos de forma que solamente las partículas más pesadas queden depositadas en el fondo. El resto de sedimentos y partículas menores serán arrastradas de forma natural por el agua.

Aunque esta explicación quizás parezca complicada, a continuación algunas fotos de sistemas similares utilizados para el lavado de oro (algunos son comprados mientras que otros son hechos de forma casera).
sluice1
sluice2
sluice4
sluice-box-3

Por lo tanto, como puedes ver en las fotos, la planta de lavado de oro más sencilla que podemos utilizar consiste en una especie de canalón a través del cual desviaremos el agua del río para que así arrastre los sedimentos, quedando depositados al final los fragmentos más pesados, entre los cuales debería estar el oro que buscamos.

Uno de los elementos claves para conseguir que el oro quede atrapado dentro de la planta de lavado son una especie de pasadores (riffles, en inglés) colocados a lo largo del fondo del canal con la función de atrapar el material más pesado.

Los otros elementos importantes son la alfombra y la malla metálica, bajo los riffles, que permiten que el oro quede atrapado mientras que el agua continúa pasando a través del canal de lavado.

Gracias a esta herramienta podrás lavar fácilmente la grava con oro con ayuda de la corriente del río y concentrar el preciado metal para que sólo tengas que batear el concentrado con oro que queda atrapado. Te permitirá mover mucha más tierra que con el simple bateo para que puedas aumentar la velocidad en el proceso de recuperación de oro.

Esta es una de las herramientas más básicas y sencillas para lavar oro (al margen del bateo manual) que existen y que lleva siendo usado por los buscadores de oro durante siglos de manera exitosa. A partir de esta configuración básica se pueden crear equipos de lavado mucho más complejos, a la vez que complicados en su funcionamiento, con la ayuda de motores. Estos equipos de lavado de oro pueden variar mucho en función de sus capacidades abarcando desde los modelos mas básicos y sencillos utilizados por aficionados hasta enormes máquinas y plantas de lavado creadas por los buscadores de oro profesionales para lavar enormes cantidades de tierra.

Ahora que ya tienes un poco más clara la idea de como funciona una “sluice box” puedes plantearte el reto de construir la tuya propia de forma casera. A continuación algunas ideas sobre como hacerlo:

Para crear tu propia planta de lavado de oro casera puedes utilizar madera (o aluminio si quieres obtener un mejor resultado), pero piensa que tu primer modelo tampoco tiene que ser el definitivo y siempre podrás ir mejorando tus herramientas con la práctica y la experiencia.

Al planificar la construcción de un sistema de lavado casero cuanto más tiempo dediques a pensar sobre el diseño… mejor. Partir de la sencillez es la mejor opción, así tendrás que conseguir el menor número de piezas, pero sin olvidar que el objetivo final es que funcione correctamente y consiga capturar el oro. Un buen plan y una buena comprensión de como funciona el mecanismo en sí serán fundamentales en tu diseño. El uso de una alfombra de minero (miner moss) debajo de los riffles es algo fundamental para capturar el oro, así como una buena malla de acero.

En internet puedes encontrar fácilmente algún video que te sirva de ayuda para la construcción de tu planta de lavado de oro portatil. Los materiales que utilices, así como las dimensiones, dependerán un poco de ti mismo, pues en el fondo no son lo más importante. Piensa que en muchos lugares del mundo se está buscando oro en estos momentos usando apenas los pocos materiales que tienen disponibles para crear sus herramientas, pero seguramente con una gran dosis de ingenio consiguen suplir esas carencias (del mismo modo que la humanidad lo lleva haciendo desde hace miles de años).

Esperamos que este artículo te haya parecido interesante, además de facilitarte la información básica para empezar a crear tu propia planta de lavado de oro portatil.

Compartir este artículo

Comentarios están desactivados.